5 beneficios de caminar durante 10 minutos después de comer

Escrito por el 31 de octubre de 2023

Por Audrey Noble, traducido y adaptado por Camila Colina vía Vogue

Después de una cena abundante, lo último que nos pasa por la mente es querer movernos y mucho menos hacer ejercicio. Pero resulta que caminar después de comer tiene muchas ventajas de las que todos deberíamos tomar nota.

No estamos hablando sólo de aumentar nuestras endorfinas o reducir los niveles de estrés al dar estos paseos tranquilos que inducen serotonina. Se ha demostrado que caminar después de comer hace muchas cosas por nuestra salud en general y, sin duda, es algo a tener en cuenta para futuras comidas. Pero no sólo confíes en nuestra palaba. A continuación, la Dra. Heather Viola, médico de atención primaria de Mount Sinai Doctors-Ansonia, explica todas las razones por las que deberías caminar por la ciudad después de desayunar, comer o cenar.

¿Cuáles son los beneficios de caminar después de comer?

Viola dice que caminar después de comer tiene cinco beneficios principales para la salud: mejorará la digestión, puede reducir el riesgo de enfermedades del corazón, mejorar la gestión de azúcar en la sangre, ayudar a mantener un peso saludable, y promover mejores patrones de sueño. Ella los desglosa de la siguiente manera:

1. Mejora de la digestión

Distensión abdominal, estreñimiento, reflujo ácido, malestar estomacal… todos ellos son signos incómodos de que puede tener indigestión después de comer. ‘Caminar después de comer [estimula] el estómago y los intestinos, haciendo que la comida se mueva más rápidamente y [ayude a la digestión]’, dice Viola.

2. Reduce el riesgo de cardiopatías

Los estudios siempre han demostrado que hacer ejercicio regularmente es excelente para la salud del corazón. Se ha demostrado que reduce la tensión arterial y el colesterol, así como el riesgo de acidez, infarto, ictus y otros problemas cardiacos. Un estudio muestra incluso que hacer pequeños ejercicios rápidos, como un paseo de 10 a 15 minutos después de las comidas, en lugar de un entrenamiento largo podría ser más beneficioso para reducir las posibilidades de sufrir enfermedades cardíacas.

3. Regular los niveles de glucosa en sangre

Viola afirma que no moverse después de comer podría provocar picos excesivos en los niveles de azúcar en sangre (esto también es un inquilino de la Jessie Inchauspé, también conocida como la Diosa de la Glucosa). Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) explican que tener demasiada azúcar en el torrente sanguíneo saturará nuestro hígado y músculos que normalmente almacenan azúcar en sangre y hará que la insulina de nuestro cuerpo almacene cualquier exceso en otros lugares. Si esto sigue ocurriendo, con el tiempo nuestro organismo se volverá resistente a la insulina y se sentarán las bases para la prediabetes y la diabetes de tipo 2.

Los estudios demuestran que caminar después de comer ayuda a reducir los niveles de azúcar en sangre y es una forma eficaz de disminuir estos riesgos.

5 beneficios de caminar despus de comer

Promueve un metabolismo saludable

Hacer ejercicio con regularidad es la forma más eficaz de estar sano, pero incluso un paseo corto después de comer puede ayudar a perder grasa. Viola explica que metabolismo se acelera cuando el cuerpo cuando se camina, quemando así más calorías. Caminar también ayuda a regular el apetito y a frenar las ganas de comer cosas poco saludables.

Aconseja una caminata rápida de entre 5 y 10 kilómetros por hora, pero incluso un paseo ligero a un ritmo más lento será mejor que quedarse sentado sin hacer nada.

Dormir mejor

Viola explica que caminar después de cenar ayuda especialmente a regular los ritmos circadianos; mejora el ciclo natural de sueño-vigilia del cuerpo, lo que facilita conciliar el sueño y disfrutar de un descanso más profundo y reparador. Añade que, dado que estos paseos pueden aliviar las molestias estomacales posteriores a la comida, también permiten un sueño más confortable y –lo que es más importante– ininterrumpido durante toda la noche.

¿Cuándo se debe dar un paseo después de comer?

Según Viola, no hay un momento específico para empezar a caminar. Puedes ir inmediatamente después de comer, ya que algunos estudios demuestran que es el momento en que se obtienen más beneficios. Sin embargo, si se realiza cualquier actividad física poco después de comer, pueden aparecer molestias estomacales, por lo que puede valer la pena esperar unos 15 minutos antes de caminar: ‘Todo depende de cómo se sienta cada uno’, afirma.

¿Cuánto tiempo debe durar un paseo después de comer?

Todo depende de tus objetivos. Si sólo quieres ayudar a digerir los alimentos más fácilmente, la Dra. Viola dice que un paseo de 10 minutos alrededor de la manzana después de cada comida es suficiente para ser beneficioso. Pero si lo que quieres es alcanzar los 10,000 pasos, te recomienda que des un paseo de unos 30 minutos.

No te excedas

Aunque se recomienda caminar después de comer, Viola no aconseja hacer algo más intenso, como correr o hacer ejercicio riguroso, ya que puede provocar problemas digestivos: ‘El problema de correr es que se necesita flujo sanguíneo para que los músculos trabajen y reciban el oxígeno y el combustible que necesitan’, explica, ‘lo que deja al sistema digestivo sin el flujo sanguíneo que necesita para procesar los alimentos’. Comer poco antes de un ejercicio más intenso puede sobrecargar el sistema digestivo y provocar calambres y molestias una vez comenzado el ejercicio’.

En pocas palabras, los beneficios de caminar son tan buenos para la salud que apenas hay motivos para no querer hacerlo con regularidad. Es una forma fácil de mantener la salud a raya, que es lo más importante.

Artículo publicado originalmente en Vogue US, vogue.com.

Etiquetado como:

Canción actual

Título

Artista